LA SABIDURÍA CONSISTE EN SABER CUÁL ES EL SIGUIENTE PASO;
LA VIRTUD, EN LLEVARLO A CABO

David Starr Jordan

volver

29-12-2017 por

Mejores perspectivas de incremento salarial y más opciones de emplearse, entre los hitos del mercado laboral, El Mercurio

La reactivación económica y del rubro minero, así como la amenaza que presenta la creciente automatización en ciertas posiciones, son algunos de los temas que influirán con fuerza en las contrataciones durante 2018.
El próximo año se percibe, en general, con optimismo; los tiempos de recolocación de los trabajadores debieran disminuir y habrá más espacio para negociar aumentos de sueldos, sobre todo hacia el segundo semestre.

“El Mercurio” conversó con doce altos ejecutivos de las principales firmas de búsqueda y colocación de profesionales, quienes dieron luces sobre los siete temas que marcarán el mercado laboral durante 2018.

Recuadro
Más opciones de trabajo para gente con experiencia

Los empleadores van a preferir tres tipos de candidatos para el año que viene, cree Ximena Rodríguez, gerenta de clientes y socia de SommerGroup. Primero identifica a los trabajadores “autogestionados”, que son aquellos que tienen la capacidad de desempeñarse sin mucha supervisión y tienen liderazgo más allá de ser o no jefes. Luego están los “interemprendedores”, personas que aun cuando trabajan en una empresa, asumen los desafíos como propios, proponen iniciativas y son creativos. Por último, destaca a los “movilizadores”, que los describe como “agentes y provocadores de cambio, que inspiran a otros y aportan energía al equipo para el avance de los proyectos”.

A nivel de gerencias, los profesionales más buscados serán los ingenieros comerciales y civiles, dice Leslie Cooper, socia y directora ejecutiva de HK Human Capital. “En términos etarios, el mercado laboral ofrece más oportunidades a los que están entre los 25 y 45 años, siendo más difícil partir luego de los 55 años”.

De todas formas, Karina Pérez, directora de Robert Half Chile, destaca que 2018 será un mejor año para los segmentos profesionales con más años de experiencia. “Habrá mayores oportunidades de las que se vieron en 2017, particularmente en las áreas de tecnología, de proyectos y comercial”.

Un buen año para salir a buscar otras opciones laborales

Tanto en Robert Half como en Michael Page perciben que las personas están más abiertas a cambiarse de trabajo y que la tendencia debiera acentuarse en 2018. Ignacio González, gerente general de Mandomedio, dice que con las mejores expectativas económicas, la gente tiende a salir a buscar alternativas. “La percepción de riesgo baja, debido a que hay más demanda de profesionales”.

Aunque John Byrne, socio director de Boyden, reconoce que será un buen año para salir a buscar opciones en el mercado laboral, aclara que las personas van a seguir valorando fuertemente la estabilidad. “Van a indagar las oportunidades que se presenten, pero en aquellas empresas que les den cierta seguridad, porque aunque haya un incremento de sueldo, mucha gente tiene un conocido que está cesante”, apunta.

De todas formas, Alejandra Aranda, de Humanitas, aclara que levantar a profesionales de primer nivel es cada día más difícil, a pesar de las mejores perspectivas económicas: “Las organizaciones han entendido el valor de cuidar y retener el talento, creando políticas de incentivo a corto y largo plazo. Entienden que la retención no solo pasa por la remuneración, sino por los valores, que generan un compromiso entre la persona y la firma”.

Mayores alzas de sueldos

Según la experiencia de Alejandra Cruzat, de Michael Page, actualmente hay quienes se reemplean hasta por un 20% menos del sueldo que tenían en su posición anterior. “Tenemos una oferta de profesionales mayor, lo que significa que están más disponibles a aceptar un nuevo puesto, sin considerar el valor de las rentas. Pero de reactivarse el mercado, habrá menos personas disponibles, lo que se asocia a aumentos salariales de entre 10% y 20% promedio”.

En el tramo de ingresos de entre $4 millones y $8 millones, cuatro de cada diez ejecutivos logran igualar o mejorar su renta, asegura Carolina Riquelme, de LHH. “Para 2018 no se esperan modificaciones significativas sobre este escenario, pero a mediano plazo sí se ve un cambio favorable en las perspectivas de los ejecutivos”, señala.

Ignacio González, de Mandomedio, cree que se podría percibir una mayor presión por un aumento en los ingresos recién en la segunda mitad del año, dependiendo del crecimiento económico que finalmente se logre.

En ese contexto, Felipe Lagos, director ejecutivo de Spring Professional de Adecco para Latinoamérica, prevé que los sectores donde podrían darse los mayores incrementos son el de energía, minería, banca y construcción. Sin embargo, Lucy Krell, de Caldwell Partners, es más cauta: “No se observará un alza significativa, pues estamos muy lejos de una economía de pleno empleo”.

Tiempos de recolocación debieran reducirse

En general, los tiempos de búsqueda de empleo se moverán entre los tres y seis meses en 2018, coinciden los expertos consultados. A juicio de Ximena Rodríguez, de SommerGroup, el panorama será mejor que el de los últimos años, donde la desaceleración económica había dilatado los plazos hasta los 10 meses en promedio. “Es importante precisar que los meses de recolocación varían según el nivel jerárquico y de renta, donde suelen demorarse más los cargos altos, con sueldos mayores, por ser más escasos los cargos disponibles”, aclara.

En el caso de la gerencia general, José Fernández, de Stratos, advierte que los tiempos de recolocación aún son muy altos, por sobre los 12 meses: “Los plazos dependen de la capacidad de reinventarse del ejecutivo. Varios optan por hacer consultorías independientes, crear emprendimientos o ser directores de firmas pequeñas”. De todas formas, Fernández cree que la recuperación del mercado ejecutivo y profesional se verá con más dinamismo durante el segundo semestre.

Entre las actividades en las que se percibe una reactivación más lenta están aquellas que no han logrado adaptarse al cambio tecnológico, precisa Alfonso Ochoa, de DNA. “En el sector bancario, por ejemplo, BBVA y BCI ya han apostado fuerte por una transformación digital nunca antes vista, pero las otras empresas de esta industria no han tomado estas definiciones y verán un menor movimiento durante 2018”, afirma.

Negociaciones colectivas y tecnologización entre las amenazas

Habrá dos grandes amenazas sobre el mercado laboral durante el próximo año, percibe John Byrne, de Boyden. La primera es la relación que se dará con los sindicatos, ya que muchas empresas no han negociado con las nuevas condiciones de la reforma laboral. “El segundo tema es la irrupción de la tecnología en las empresas, con la automatización, que va a afectar sobre todo a los trabajadores con menos competencias”, agrega.

Para José Fernández, de Stratos, la amenaza es latente incluso en niveles profesionales y ejecutivos. “Aprender a aprender es el mayor desafío de una persona para no quedar fuera del mercado. Habrá más desempleo en todo aquello que pueda ser reemplazado por una máquina, sean actividades manuales o de inteligencia humana”, concluye.

Crecimiento del PIB se traducirá en más empleo

Hay varias señales auspiciosas sobre el desempeño de la economía en 2018. “Hay que tener en cuenta que por cada punto que crece el PIB, el empleo aumenta medio punto. Si la proyección de los economistas es subir entre 3% y 4% el Producto Interno Bruto, entonces vamos a tener más movimiento de contrataciones”, destaca Alejandra Aranda, socia fundadora de Humanitas Global Executive Search.

Para Carolina Riquelme, gerenta general Lee Hecht Harrison Chile (LHH), también debiera haber un rendimiento cada vez mejor en el precio del cobre. “El cambio en la trayectoria negativa de la inversión en minería y un repunte en la producción del metal rojo, que podría incrementarse en 7%, influirá en que 2018 sea un mejor año en términos de empleabilidad”, dice.

Asimismo, el triunfo de Sebastián Piñera en la elección presidencial aumentó la confianza entre los empleadores e inversionistas, coinciden los expertos. “Con el resultado, se prevén mayores inversiones y ya se han liberado nuevas vacantes de empleo, en industrias como retail , banca y seguros. También notamos compañías extranjeras interesadas en abrir negocios en el país, por lo que vislumbramos que será un buen año para el empleo”, destaca Alejandra Cruzat, gerenta ejecutiva de Michael Page.

También, debiera haber una reactivación de los mercados internacionales, específicamente en Europa y China, además de una mejoría en Brasil, dice Felipe Lagos, de Adecco.

Minería demandará más mano de obra

Entre las actividades económicas que aumentarán su demanda por mano de obra, la minería es la que aparece más nombrada entre las firmas de reclutamiento. “Este rubro está comenzando a moverse después de pasar por un fuerte proceso de reestructuración”, señala José Fernández, presidente y fundador de Stratos.

Alfonso Ochoa, country manager de DNA Human Capital, apuesta a que los sectores más dinámicos serán el automotor y aeronáutico, por el ingreso de nuevos actores y modelos de negocios. “Ingeniería y energía también tendrán un buen año en términos de contrataciones, porque la tendencia es a aumentar las energías renovables” explica. Y potenciar el equipo de tecnología de la información también será una necesidad transversal en varios rubros, apunta Lucy Krell, socia de Caldwell Partners Chile. “Los negocios se verán impactados por la transformación digital, las plataformas de inteligencias de negocio y digital, lo que influirá en la demanda por especialistas”, indica, y añade que la banca, así como el retail y las telecomunicaciones, son los sectores que más están invirtiendo.